El consumidor de cosmética ecológica y el sector ecológico

Cornflake_&_Vivian

Llega hasta nuestras manos el informe del Sector Ecológico en España publicado por Eco-logical y aprovechamos la coyuntura para hacer una reflexión de como ha ido variando este patrón.

El Mercado ecológico

El informe de Eco-logical está centrado en el sector de la alimentación, pero se pueden extrapolar algunas de sus conclusiones a nuetro sector de la cosmética natural:

Mercado minoritario

En España, el consumo ecológico, tanto de alimentos como de cosmética, todavía se sitúa muy lejos de otros países Europeos de nuestro entorno.

Los productos “eco” ya se pueden encontrar en algunas tiendas de gran consumo, como supermercados o farmacias convencionales, aunque, mayoritariamente se siguen encontrando en comercios especializados, aun  poseen un canal de distribución propio.

Mercado en crecimiento

A pesar de la crisis generalizada, el mercado de la cosmética natural en España  ha aumentado, aunque frenando el incremento que llevaba en otros años. En Europa este crecimiento también es importante y la feria Biofach-Vivaness cada año más grande, dan testimonio de esto.

Mercado cada vez más reglado

Aunque quedan cosas para legislar, cada vez el mercado está más reglado y con ello existe mayor información y claridad.

Interés de las grandes marcas

Las grandes marcas de alimentación como Puleva o Danone están buscando la incorporación de gamas ecológicas.

Algo similar ocurre en el sector cosmético, donde grandes productores comienzan a interesarse por abrir líneas de cosmética natural certificada.

El fiasco Loreal

Hace ya unos cuantos años Loreal intentó desembarcar en el sector ecológico adquirendo un laboratorio que se dedicaba a cosmética certificada. Pero su operación financiera quedó truncada; no se puede contaminar con una mano el planeta y plantearse el ecologismo con la otra mano. El consumidor del sector ecológico es consciente y suele buscar un mensaje que guarde cierta coherencia.

El consumidor ecológico

El perfil del consumidor ecológico  se ha alejado de un nicho alternativo, como el de las foto que encabeza el presente artículo.

El estudio llevado a cabo por el ministerio de agricultura, alimentación y medioambiente en 2014 situaba al consumidor de alimentos ecológicos como un varón o mujer (existía una igualdad estadística),  mayor de 45 años homogéneo en todo el territorio nacional y con un nivel de estudios similar al de la media española.

Nuestra experiencia

Sin poder hacer estudios estadísticos, la experiencia de más de 30 años detrás de un mostrador y 10 años en Internet nos permiten extraer algunsa conclusiones.

El consumidor de cosmética natura,l cada vez dispone de más información. Ya no solo rechaza productos con parabenes o con fenoxietanol, sino que es más exigente con evitar derivados del petróleo o con siliconas y otras sustancias sospechosas.

Es una persona que hace una apuesta por la salud, pero que no renuncia a la belleza. Hemos observado que esta toma de conciencia coincide, en muchas ocasiones, con la maternidad/paternidad, un momento en el que se da mucha más importancia al cuidado de uno mismo y de los propios.

La cosmética natural, hoy por hoy, ofrece una calidad, una presentación y una aplicación que no hacen envidiar en nada a la convencional, resultando mucho más sana y efectiva a medio plazo. Por ello, su uso se ha extendido a cualquiera que busque un producto que le cuide.

Be Sociable, Share!

Dejar un comentario