El aceite de nuez de macadamia

640px-Starr_081111-0464_Macadamia_integrifolia

El valioso aceite obtenido de la nuez de la planta australiana Macadamia ternifolia, se emplea en cosmética por sus propiedades.

Observación de la planta

Cuando se mira a este árbol que puede llegar hasta los doce metros de altura se puede llegar a comprender porque se le ha llegado a considerar a la nuez de macadamia como la “reina de las nueces”.

Sus panículas llenas de flores son polinizadas por insectos, colibríes y otros animales de mayor tamaño. Tras este proceso aparecen unos pocos frutos, que no son realmente una nuez, sino una drupa recubierta de una piel de gran dureza.

La nuez de macadamia

En pocos años este fruto seco ha ganado popularidad por su sabor y por su capacidad para reducir los niveles de colesterol en sangre, como complemento nutricional en dietas de adelgazamiento e, incluso por sus propiedades anti inflamatorias.

El aceite de macadamia

De su semilla se obtiene un valioso aceite de color amarillo pálido, con un olor agradable similar al de nuez tostada, que es el responsable de sus efectos beneficiosos tanto nutricionales como dermatológicos y capilares.

Llama la atención que solo se empleen los frutos recién caídos del árbol, porque el aceite de mayor calidad se halla en el último estado de maduración de la semilla. Como si la planta quisiera reservar para el final de su ciclo su mejor tesoro.

El valor del aceite de macadamia reside en su alta concentración en ácidos grasos, especialmente en ácido palmítico, un componente monoinsaturado Omega 7 difícil de hallar en el mundo vegetal, ya que se suele presentar en grasas de origen animal. Esta similitud con los lípidos de la piel es lo que la hace tan útil cuando se formula en cosméticos.

Tal y como se describió en la observación de la planta, la semilla está rodeada de unas fuertes cubiertas que preservan la calidad del aceite.

El aceite que se emplea en cosmética natural certificada, procede de la primera prensada en frío.

Suavidad del aceite

Si algo caracteriza a este aceite es su suavidad y su capacidad para fundirse con la piel, dotándola de suavidad y aportándole protección, dado que además es de los aceites vegetales que mejor se absorbe.

Facilita la aplicación, extensión y distribución de cremas, aceites corporales e, incluso, maquillajes como ningún otro aceite vegetal.

Así la piel queda protegida, siendo un aceite ideal para combatir la sequedad.

Además su contenido en sustancias antioxidantes como el tocoferol, vitamina E, permiten combatir el envejecimiento de la piel.

En el cabello y uñas

El aceite aplicado en el pelo húmedo favorece la nutrición de la fibra capilar, evita el encrespamiento y permite un fácil peinado, dejando el cabello suelto y brillante.

Por su alta capacidad de penetración también puede aplicarse en las uñas llegando hasta la matriz ungueal, nutriéndolas y reforzándolas.

Productos que contienen aceite de macadamia

Entre los productos de NaturalSensia destacamos algunos que son ricos en aceite de macadamia:

Los maquillajes foundation del Dr. Hauschka

Parte del secreto de la maravillosa textura que permite, como su nombre indica, fundirse en la piel, reside en la alta concentración en aceite de macadamia que tienen estos maquillajes.

Las cremas de contorno de ojos de Weleda

La piel del contorno de ojos es sensible y frágil, por lo que debe ser cuidada con mimo como lo hace el aceite de macadamia. Así lo podemos encontrar en:

El contorno de ojos de granada

El contorno de ojos de Onagra

Las cremas de Onagra de Weleda

La Crema de día redensificante y la de noche redensificante

También podemos hallar el aceite de macadamia, aunque en concentraciones menores en cremas más económicas como

la Crema hidratante 24 horas de Lavera

Y, por supuesto en el aceite de macadamia puro de Pranarome 

Be Sociable, Share!

Dejar un comentario