Dale a la cosmética natural una segunda oportunidad

 

Muchas veces el primer encuentro que se tiene con la cosmética natural no resulta del todo satisfactorio.

Desde aquí vamos a dar una serie de consejos para qhacerlo más agradable:

Elige una crema que se adapte a tu tipo de piel

En ocasiones, persuadidos por la publicidad o por una buena reseña, adquirimos una crema sin fijarnos si esta se adecua a nuestro tipo de piel.

Se da el caso de que personas siguiendo la buena fama de la crema de rosas del Dr Hauschka se la aplican en la cara. Si tienen una piel grasa o mixta notará que esta estupenda crema les resulta demasiado untuosa y abandonan la cosmética natural, porque consideran que nos les va bien, cuando lo que ocurre es que no han hecho la elección óptima.

La cosmética natural no siempre es compatible con la convencional

A veces compramos una nueva crema natural, pero mantenemos en nuestra rutina muchos de los productos de cosmética convencional. Así por la noche lavamos nuestra cara con un producto con detergentes agresivos que destruyen el manto protector y por la mañana le exigimos a nuestra crema hidratante y nutritiva natural que lo restablezca.

En esta unión perversa e incompatible echamos muchas veces la culpa a la crema de cosmética natural, cuando puede ser de cualquier otro producto.

Por ello, lo mejor es cambiar todos los productos a la vez, limpieza, tonificación, hidratación y nutrición, incluso maquillaje.

Mira bien el INCI

El INCI es el alma de una crema. En ella podrás encontrar todo lo que contiene y podrás ver que ingredientes debes evitar.

Por supuesto recomendamos no emplear muchos de los compuestos químicos que se mencionan en diferentes artículos de este blog. Pero también hay que prestar atención que no todos los ingredientes naturales son aptos para cada persona. Así una persona con un cutis sensible deberá evitar algunos aceites esenciales o una persona con acné debería no emplear la lanolina.

De todas maneras siempre puedes consultar a una persona experta que te pueda ayudar a elegir lo que mejor se adapte a ti.

Mala experiencia con los aceites corporales

En ocasiones se tiene una mala experiencia con los aceites corporales.  Estos se deben emplear en pequeña cantidad y aplicarlos siempre sobre la piel húmedo, que no mojada y emulsionarlos sobre la piel hasta su total absorción. Caso de que no haya sido así nos habrán dejado una sensación pringosa y poco agradable.

Un poco de paciencia

Una piel que se ha tratado desde hace años con productos químicos puede estar adormecida. Tras empezar a usar cosmética natural “se despierta” y lo primero que hace es eliminar sustancias tóxicas que había venido acumulando, en ocasiones lo hace en forma de granos. Muchas personas piensan al encontrarse con estos granitos que la crema no le funciona, cuando realmente lo que ocurre es que, de verdad le funciona.

La cosmética natural le mantendrá la piel mucho más sana, en equilibrio y, con el paso del tiempo lucirá mucho mejor.

 

Be Sociable, Share!

Dejar un comentario