Consejos Dulkamara para otoño

Dulkamara y otoño

A continuación os transcribimos el artículo que nos ha enviado Dulkamara para publicar en nuestro blog:

 

El otoño invita al cuidado de la belleza interior.

Las horas de luz se reducen en otoño, la radiación solar pierde fuerza, a las raíces de los árboles les cuesta más recoger el agua y el alimento, así que la naturalezaeconomiza energía y disminuye su ritmo. Veremos los árboles de hoja caduca que

bajan su actividad y dejan caer sus hojas creando un manto protector sobre la tierra.

En la Piel

La disminución de las horas de luz, la vuelta al trabajo o a los estudios, hace que nos expongamos menos horas a los estímulos de los rayos solares ralentizando la síntesis de la vitamina D (gran influencia sobre el sistema hormonal, el cardiovascular y las glándulas tiroides) y empezaremos a notar la piel más seca que durante el verano.

Por otra parte, al descender la temperatura ambiente, las personas tienden a bañarse o ducharse con el agua más caliente y en algunas regiones ya se inicia el uso de la calefacción que al resecar el ambiente reseca a su vez la epidermis. Son factores que también influyen en la sequedad y el envejecimiento de la piel en otoño.

Todos estos agentes externos son factores que alteran el comportamiento emocional y ya sabemos que las emociones tienen una fuerte influencia sobre la salud y el aspecto de la piel y del cabello.

Si a estos factores citados, añadimos los daños que derivan de excesos del verano, la piel pierda su buena hidratación y tonicidad y en consecuencia el tejido pierde flexibilidad, se reseca con facilidad o envejece de forma precoz si no se cuida

debidamente-

Falta de Hidratación y Tonicidad

Haremos unas recomendaciones para ayudar a la piel a que recupere su aspecto natural y protegerla de los efectos del otoño:

Durante esta estación es aconsejable hidratar y nutrir la piel de todo el cuerpo y en especial las zonas de las piernas con una fórmula que aporte los principios activos que estimulen la micro-circulación, modelen la silueta y fortalezcan los capilares que se han fragilizado durante el verano.

Es el momento para aplicar la Fito-emulsión corporal después de la ducha, porque los poros se abren bajo el calor y se encuentran en mejor condición para recibir los principios activos que esta crema va a aportar.

La Fito-emulsión corporal contiene ingredientes que dan resultados extraordinarios y, entre ellos, yemas de bambú, con su alto contenido en silicio, asociadas a extractos de hoja de romero que, además de su clorofila, contiene elementos que actúan sobre la membrana endotelial y regula la permeabilidad cutánea. Sinergia de elementos naturales que aportan descanso y bienestar general.

Además, los ácidos grasos esenciales de la manteca de Karité, incorporados en esta Fito-emulsión, son de un efecto duradero y de acción profunda, protegiendo a la piel de los cambios bruscos de temperatura de esta época del año.

 Facial

Si queremos cuidar  el rostro, utilizaremos Crema facial hidro-nutriente

Labios y contorno de boca y de ojos

Después del verano, durante el otoño, les prestaremos una especial atención, dado que la epidermis del labio es una de las pieles más finas del organismo, por lo que sufre mucho con los cambios de humedad y si no se hidrata bien se forman arrugas en el contorno de la boca.

Además, cuando la producción de sebo no es la adecuada por una bajada de vitamina D, el labio se reseca en exceso. Este fenómeno empeora en otoño.

Para embellecer los labios y el contorno de la boca y de los ojos, recomendamos el Aceite revitalizante. Se aplica cada noche tras limpiar  la piel con Savias de bambú y se

repite antes de acostarse.

Gracias a su contenido de nutrientes de flores y frutos de rosas, este concentrado biocosmético aporta su riqueza de vitamina C, carotenoides y taninos. Su aplicación diaria, dejándole actuar durante las horas de sueño, consigue un efecto rejuvenecedor visible en dos semanas. Contiene, además, aceite de germen de trigo que actúa de hidratante y antioxidante y, también, centella asiática, que favorece la biosíntesis del colágeno y refuerza las

virtudes regeneradoras de los componentes vegetales de esta fórmula revitalizante.

Quienes sufren de cuadros de rubefacción facial o enrojecimiento facial se ven perjudicados por los cambios de temperatura durante la estación del otoño y, por ello, es importante no frotar la piel y aplicar este aceite primoroso que descongestiona la epidermis.

Podemos enriquecer más la acción calmante del Aceite revitalizante si, siempre que lo utilicemos (de día o de noche), lo mezclamos con Leche virginal bambú.

Gozaremos de una increíble y gratificante sensación

TODO UN CUIDADO DE BELLEZA PROFUNDO

Be Sociable, Share!

Dejar un comentario