Los siete pecados capitales en el cuidado de la piel

 

Los diez pecados en cosmética

No siempre se trata a la piel como se debería. En este artículo queremos presentar los siete pecados que no debemos cometer si queremos tener bien cuidada nuestra piel:

Primer Pecado: No desmaquillar y limpiar todas las noches

La piel ha de dormir libre de contaminantes y de todo lo que pudiera obturar sus poros, como podrían ser algunos maquillajes.

La noche es la fase de recuperación cutánea, cualquier partícula puede disturbar su descanso y su correcta respiración. Algunas sustancias que se han quedado pegadas a la piel durante el día pueden resultar perjudiciales y pueden “intoxicar” a la piel, por lo que deben ser eliminadas mediante una correcta limpieza. Si se ha llegado tarde por la noche o ya no quedan fuerzas, siempre se puede recurrir a los discos o toallitas limpiadoras.

Segundo Pecado Una limpieza inadecuada

El empleo de agua demasiado caliente puede hacer más placentera una ducha, pero es perjudicial para la piel, especialmente la de la cara.

Además el uso de tensioactivos inadecuados puede destruir el manto hidrolipídico de la piel, dejándola desprotegida. Por eso siempre resultan recomendables las leches limpiadoras sin tensioactivos o productos que no llevan detergentes.

Tercer Pecado: Llevarse demasiado las manos al rostro

Existe la tendencia irreprimible de cuando aparece una lesión o un mínimo grano de acné o espinilla, comenzar a tocárselo. Con ello no podemos más que agravar el problema pudiendo provocar infecciones. Existen concealer que contienen aceite de árbol de té que evitan las infecciones bacterianas y que aceleran la curación de este tipo de lesiones.

Cuarto Pecado: Emplear cremas con una base de aceite mineral

Ya se han hecho infinitas referencias en este blog a los problemas que acarrea el empleo de derivados del petróleo en nuestra piel. Estos aceites de origen mineral intoxican a la piel y oclusionan poros; estando por desgracia en la gran mayoría de las cremas  que se encuentran en la cosmética convencional.

Quinto Pecado: Chuparse los labios porque están secos

En ocasiones, cuando se sienten los labios secos se tienden a chupar para alejar esta molesta sensación. Esto no solo no los hidrata, sino que los llega a resecar por las sustancias que contiene la saliva.

Si se requiere hidratación en los labios mejor aplicar algo.

Sexto Pecado: Emplear fotoprotección solo en verano

En latitudes como la de España existe una alta radiación Ultravioleta, incluso en invierno, también en días nublados. Por ello, las personas que tienen problemas con el sol deberían aplicarse siempre su fotoportección, por supuesto, con filtros físicos.

Séptimo Pecado: Desatender la alimentación e intoxicarse

Se debe cuidar el como se alimenta la piel, por fuera, es decir de todo lo que se le aplica, lociones, cremas, jabones, etc; pero también de todo lo que nutre a la piel desde dentro, mediante alimentación. Así se debe prestar un cuidado a la dieta, tratando de evitar comidas muy procesadas, tostados, grasas saturadas, excesos de alcohol, de café y de conservantes; y, por supuesto, abolir completamente el tabaco.

 

Be Sociable, Share!

Un comentario de “Los siete pecados capitales en el cuidado de la piel”

  1. Es un increible redaccion. Saludos.

Dejar un comentario